Nuevos tiempos para el vídeo de boda

Renovarse o morir. Es una máxima aplicable a muchos (¿todos?) los aspectos de la vida.

– ¡Hola! ¿Venís este finde a casa y os enseñamos nuestro vídeo de boda?

– Hola. Sí, esto…igual no vamos a poder, ¿eh?

Recuerdo cuando hacíamos vídeos de boda que duraban una hora. Y si duraba menos, el cliente torcía el gesto. Luego decidimos rebajar la duración a unos 35 minutos. Costó, pero lo clientes finalmente comprendieron que más largo no es lo mismo que mejor.

Y desde hace algún tiempo, hemos vuelto a evolucionar. Nos hemos centrado en las emociones y hemos prescindido de metrajes largos, de la literalidad e incluso de la linealidad.

Emoción pura.

Vuestros amigos ahora sí querrán ser invitados a cenar para ver reportajes de 15 minutos que son pura emoción.

Es nuestro Vídeo Prime.

Highlights del reportaje de Pedro y Mar en Mas de Lucía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s