Pie de foto: Surfista despreocupado

Dicen que no hay mal que por bien no venga y que cuando una puerta se cierra se abre una ventana. Bueno, no puedo decir que eso sea siempre así. Pero a veces sí.