CHARO + JOSE LUIS

Cuando empieza un día de boda, uno tiene sensaciones. Nunca sé si provienen de mi interior, de mi estado de ánimo, o tienen más que ver con las expectativas. Uno con el tiempo ya ha aprendido a saber cuándo va a ser un día más estresante o más tranquilo.