Lo puedes ver, lo puedes leer, lo puedes oír.

Hay una idea que me gusta mucho y es que el cambio es lo único constante. Una vez que uno asume esto, todo es más fácil. Y ahora, volvemos con más cambios.

Tiempos modernos.

Aunque me adueñe del título de la película de Chaplin, este post no va sobre cine. Va sobre cómo nos la han colado. Bueno, y sobre fotografía también. No se vaya a marchar usted a otro blog.